Todo era obscuro

RedKarani

Así comenzó, él y yo jugábamos a la casita.

En ese entonces una pequeña de 6 años no sabia que era la maldad, no entendía que lo que estaba pasando era un abuso.

Él sabia cuando yo estaba sola y venia y entraba a mi cuarto para jugar y veíamos la tele, me hacia «compañía», y en un momento la situación… cambiaba.

Todo era obscuro, no podía reconocer quien estaba a mi lado. No había a donde ir, a quien gritarle, solo cerraba mis ojos y sentía como me tocaba,  yo me perdía, me iba a otro lugar en mi mente, no quería estar con él.

De repente paraba y tomaba el cepillo del cabello, me peinaba, me arreglaba y volvía a sentarse conmigo a ver televisión, cómo si nada hubiera pasado, después de unos minutos,  se despedía…

Yo siempre fui una niña muy callada, solitaria, con muchos miedos, escuchaba que me decían: eres burra, nunca seras alguien, porque no aprendes, y ha esos gritos venían golpes no con la chancla, era el cinturón. La rabia de sus palabras por no ser lo que mi padre esperaba que fuera, mientras mi madre  tratando de salir adelante, o golpeada en algún lugar de la casa

Y yo me preguntaba quién me va a creer ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.